PTR

CPS 55 Bicentenario: nada que celebrar

Han concluido las celebraciones por el Bicentenario, los espectáculos luminosos, las banderas gigantes y la campaña masiva de “chilenidad” que no hace sino ocultar la explotación y la miseria. Si al iniciarse el mes, Piñera quiso dar una señal de unidad nacional, y consiguió reunir en La Moneda a todos los presidentes de partidos con peso en el país: no sólo a Larraín y a Coloma, de RN y la UDI respectivamente; también a Gómez, del PRSD; a Tohá, del PPD; a Latorre, de la DC (en ese momento aun ejercía el cargo); a Andrade, del PS y a Teillier, del Partido Comunista (¡sí, del PC!); durante estas últimas semanas, como parte de la misma campaña, ha “exhibido” su preocupación por los mineros (que quizá sean rescatados la primera quincena de octubre), con diálogos en directo a través de un sistema televisivo, y evitó mostrarse represivo durante la marcha del 11 de septiembre (aunque al final, extrañamente, fue atacada la prensa, por supuestos encapuchados). Es decir, hizo todo lo posible por mostrar un país armonioso, con un presidente preocupado de los trabajadores, democrático…

Reabren caso Guzmán

Pero la derecha no descansa. Han reabierto el caso de Jaime Guzmán, y quieren traer extraditado desde Argentina, al ex frentista Galvarino Apablaza. La Concertación, revelando nuevamente que es responsable de abrirle espacios a la derecha, se hace parte de estas presiones al gobierno argentino, que tiene la última palabra. Como advertencia, el ex ministro de Pinochet y actual senador Jovino Novoa (UDI), declaró que de no extraditarse a Apablaza luego del fallo de la Corte Suprema, Argentina incurriría en una “ofensa grave” (La Segunda, 21 de septiembre).

La derecha, ayudada por la Concertación, quiere revivir la herencia y vengar a su “mártir”, el padre de la Constitución que le prohíbe a los dirigentes obreros ser diputados o presidentes de partido, que sostiene el binominal y que durante una buena parte de los noventas permitió senadores designados y vitalicios (milicos, como el mismísimo Pinochet, fueron parte del Senado). Y poniendo al FPMR de esos años como “blanco terrorista” aprovechan de hacer una ““sutil”” campaña contra la militancia y la izquierda. Pero pese a este clima de unidad nacional y a este afán de revivir momios, la política nacional no es una “tasa de leche”…

La huelga de hambre mapuche abre una crisis política

La huelga de los 34 comuneros tensó el escenario político, se transformó en una jaqueca para el gobierno y terminó por abrirle una crisis…Es hoy, el hecho político más importante en el terreno nacional ¿Cómo manejarlo sin que afecte el clima de unidad nacional construido pacientemente? Esa es la pregunta que se hace la derecha. Se pidió la mediación de la Iglesia y hoy tenemos a monseñor Ezzati interviniendo, dialogando directamente con los comuneos y sus familiares…En las alturas, en el parlamento patronal, la reforma a la ley antiterrorista se transformó en una discusión central, y terminó naufragando, mientras redactamos estas líneas, en la cámara. Esta misma discusión, reveló diferencias en la Concertación y reabrió el debate en las relaciones de la DC con sus socios progresistas, luego de que el senador Sabag votara contra la ley, criticando la hegemonía de la izquierda. Como vemos, todos están preocupados, no sólo la derecha, tan adepta a la represión y a la prepotencia (Larroulet dijo: “como vamos a dialogar con gente que no está viva”, haciendo una “mofa” –quizá sin darse cuenta- de la huelga de hambre), sino también la Concertación cuyo último gobierno está manchado con la sangre de dos mapuche: Catrileo y Mendoza Collío. Y también dirigentes estudiantiles (Fech), escritores (como Lemebel), y dirigentes sindicales, comienzan a realizar gestos de apoyo, sacando del aislamiento la huelga. A nivel internacional, empieza la atención sobre el destino de los comuneros, incrementándose la presión sobre el gobierno.

Intentando descomprimir la situación, Piñera anunció el pasado viernes la constitución de una mesa de dialogo…Pero…¡sorpresa! La mesa discutirá “otras cosas” distintas a las peticiones de los comuneros…Centralmente en Plan Araucanía, que es un plan de inversiones en acuerdo con CorpAraucanía (empresarios de esa región). Es decir, la derecha quiere pasar “gato por liebre”, mostrándose dialoguista, cuando en realidad está arrojando “humo” para que no vean su verdadera cara…Monseñor Ezzati, llama a “diferenciar” la mesa de la discusión en el parlamento, pero hoy vimos que el parlamento patronal no aprobó la reforma, porque no hubo acuerdo en retirar el incendio o los daños a la propiedad privada de la ley antiterrorista –ambas, propuestas demagógicas de la Concertación-, y si se aprobara, la ley mantiene a los testigos encubiertos, endurece las penas por maltrato a la obra de carabineros, es decir, no cambia nada importante. ¡La iglesia tampoco es confiable!

La Confederación de Trabajadores Forestales emitió recientemente una declaración:  “los trabajadores forestales también hemos sufrido la injusticia y la impunidad de parte de las leyes chilenas, como ocurrió con el asesinato de nuestro compañero Rodrigo Cisternas, obrero forestal de 26 años asesinado el 3 de mayo de 2007, donde la Fiscalía Militar determinó que no había responsables por parte de Carabineros en este crimen y cerró el caso sin hacer justicia, al parecer las balas que mataron a nuestro compañero Rodrigo se dispararon solas (…)“Lo que nosotros vemos tras el conflicto mapuche, es la voracidad empresarial que se propone sacar del campo a los mapuches o arrinconarlos en tierras estériles, para llevar adelante las inversiones de las grandes empresas forestales y mineras”, declara la CTF.” (http://www.vidasindical.cl/). Estas palabras son muy justas…Pero, el problema es que pese a ellas, se termina depositando confianza en la mesa del gobierno –que es un “voladero de luces” donde ni siquiera se tratarán los temas que interesan a los comuneros:  “la CTF anunció que se suma al llamado al gobierno a instalar cuanto antes la mesa de diálogo, para buscar soluciones y <<no seguir dilatando un tema que puede tener costos muy grandes en vidas humanas y en la imagen internacional de  nuestro país>>”.

En vez de esto, hay que impulsar un paro de la CTF, en solidaridad con los comuneros y el pueblo mapuche. El PC tiene peso allí. La huelga de hambre del diputado Gutiérrez es estéril si el PC no impulsa acciones en los sindicatos donde tiene influencia…Es necesario discutir en la CUT, la ANEF y todas las organizaciones sindicales, una solidaridad activa, para torcerle la mano al gobierno y los empresarios que quieren humillar a los mapuche.

Todo esto en el camino de obtener la devolución de tierras y territorios, y el derecho a la autodeterminación nacional, la derogación de la ley antiterrorista y la libertad de todos los presos políticos mapuche. Esta lucha por demandas democráticas, debe ser parte de la lucha contra la represión, por el juicio y castigo a los represores de ayer y hoy, muchos de los cuales son los activos impulsores de la reapertura del caso Jaime Guzmán. Estas peleas debemos darlas en luchando por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, basada en la movilización de los trabajadores y el pueblo pobre, y como parte de la lucha por acabar con esta sociedad de miseria y explotación.

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

septiembre 2018
L M X J V S D
« feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

t12

septiembre 2018
L M X J V S D
« feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa