PTR

Las verdaderas razones de los ataques de la derecha, la nueva letra chica de la Nueva Mayoría, y el camino que abren los profesores de base

Las verdaderas razones de los ataques de la derecha, la nueva letra chica de la Nueva Mayoría, y el camino que abren los profesores de base

El mes de noviembre cierra con  una fuerte tensión, lo que llaman las crispaciones. Los empresarios tensionan todo diciendo que no hay que avanzar en las reformas y amenazando que subirá el desempleo, es decir, que despedirán, aunque siguen con multimillonarias ganancias. La derecha tensiona todo con sus ataques al Gobierno para, mediante ese ataque, atacar al pueblo trabajador. La Nueva Mayoría tensiona todo diciéndole a la derecha y a los empresarios que seguirá avanzando en sus reformas, a pesar de sus quejas, a la vez que modera sus reformas poniéndole letra chica y dejando también descontentos a estudiantes y trabajadores. El Parlamento tensiona todo aumentándose el sueldo en $500.000, un aumento que equivale a todo el sueldo de un profesor, con su cocina en el Senado que modera las ya moderadas reformas.

Así, los empresarios, la derecha, la Nueva Mayoría, el Parlamento están tensionados entre sí, pero al final se unen en la cocina del Senado contra el pueblo trabajador.

Por eso, no sólo hay tensiones y crispaciones entre las coaliciones patronales. Una tensión mayor amenaza a todos ellos: la rebelión de las bases de los profesores, que se muestran decididos a obtener sus justas demandas, sin dejarse engañar con falsas promesas, cuestionando a los dirigentes que hacen de voceros del Gobierno, organizándose desde las bases y manteniendo un paro en todo Chile, con más de 200 comunas y más de 40.000 profesores movilizados.

Muestran un camino, ¿pero cómo llevarlo hasta el final?

La odiosidad de la derecha y los empresarios: atacar al Gobierno para atacar al pueblo trabajador

Con odiosidad, la derecha y los empresarios atacan al Gobierno: tratan a Bachelet y sus ministros de tontos e incapaces. Mienten diciendo que las reformas educacionales cerrarán colegios. Chantajean diciendo que las reformas laborales traerán más desempleo. Es toda una campaña que despliegan en las calles (usando a los padres y apoderados desde la CONFEPA) y con sus medios de comunicación.

Pero este ataque al Gobierno, es un ataque al pueblo trabajador.

Porque quieren seguir lucrando en la educación. A costa de la educación de los estudiantes tratados como clientes, obligados a endeudarse, a perder sus esfuerzos como los de la Universidad del Mar, modelo del tipo de educación que defienden. Por eso no quieren reforma educacional.

Porque quieren seguir lucrando en la Salud. Con una salud de primera en las clínicas para los que pueden pagar, y una salud de segunda para el pueblo trabajador en los Hospitales y Consultorios desfinanciados. Por eso no quieren reforma de las Isapres.

Porque quieren seguir lucrando en las AFP. Con pensiones de hambre. Por eso no quieren reforma del sistema de pensiones.

Porque quieren mantener los sueldos de hambre de los trabajadores y la impunidad con sus prácticas anti-sindicales. Por eso no quieren reforma laboral.

Atacan para defender sus privilegios.

Pero el Gobierno de la Nueva Mayoría, no es el freno a estos ataques de la derecha.

La nueva letra chica de la Nueva Mayoría

La Nueva Mayoría no puede frenar los ataques de la derecha y los empresarios. Ya los vimos en la cocina del Senado con la reforma tributaria. Ahora hablan de “agenda” laboral en vez de “reforma” laboral. Ahora preparan la cocina de la reforma educacional, con la nueva letra chica de la Nueva Mayoría: los senadores del PS y la DC están dispuestos a tratar a los sostenedores como PYMES haciendo excepciones al lucro en la educación para los colegios con menos de 500 estudiantes (que representan más del 75% de todos los colegios). Así, la educación seguirá siendo un “bien de consumo” y no un derecho social.

La cocina parlamentaria sigue funcionando. Y allí, después de tensionarse en peleas entre ellos, se terminan uniendo contra el pueblo trabajador y los estudiantes en su Parlamento de parlamentarios millonarios.

Pero siguen re-afirmando que avanzarán con sus reformas. Ya lo volvió a repetir Bachelet en el encuentro empresarial de la ENADE. Es que tiene una visión más correcta que la derecha: que necesitan avanzar en reformas para usurpar las demandas de la calle. Si no, la calle lo resolverá con sus propios métodos.

La “rebelión de las bases” de los profesores

Y así lo demuestran los profesores de base. Rechazaron los engaños y promesas falsas del gobierno. Decidieron mantenerse en lucha por sus justos reclamos. Más de 200 comunas, más de 40.000 profesores siguen movilizados. Y cuestionan a sus dirigencias burocráticas que hacen de voceros del Gobierno. Poniendo en pie sus propias formas de organización y de lucha: delegados por colegios para organizarse, para garantizar su paralización, para sus movilizaciones en las calles. Hay límites: en Santiago, aún la paralización es menor, no logran coordinarse los delegados de base para tomar en sus manos la negociación con el Gobierno y asegurar así que sea en función de sus intereses. Resolver estos límites es crucial en los próximos días: diciembre estará cruzado por esta lucha, y es un adelanto del escenario en el que se discutirán el 2015 dos reformas esenciales: la reforma educacional y la reforma laboral.

Pero para triunfar, no solo deben desplazar a las dirigencias burocráticas. También hay que impedir la cocina parlamentaria. ¿Cómo hacerlo?

Las demandas se arrancan con los métodos de la lucha de clases

Por una Asamblea Constituyente Libre y soberana basada en la movilización

El Parlamento guardián de los intereses de los empresarios. Las promesas engañosas de la Nueva Mayoría. Las agachadas del PC. La ayuda desmovilizadora de las dirigencias burocráticas. Todo está llevando a un callejón sin salida.

La confianza en el Gobierno y en el Parlamento de las dirigencias burocráticas de la CUT y el CONFECH, la están pagando los estudiantes y los trabajadores.

Hay que terminar con esta política. Hay que prepararse para una política independiente de los partidos patronales de la derecha y de la Nueva Mayoría, a la que el PC recubre por izquierda.

La principal tarea, en cada paro, huelga y movilización, será unificar las filas de los trabajadores bajo las banderas de una política propia, independiente de toda variante patronal.

Para impedir el negocio de la gratuidad que la reforma educacional está instalando, para impedir la transformación de la anunciada “reforma” laboral en una moderada “agenda” laboral, hay que terminar con la casta de políticos patronales haciendo que ministros y parlamentarios ganen lo mismo que un trabajador calificado, y uniendo las demandas de los estudiantes y trabajadores a la lucha por una Asamblea Constituyente Libre y soberana basada en la movilización.

Para esta lucha, hay que poner en pie un partido revolucionario de la clase trabajadora para la lucha de clases, como el que lucha por construir nuestra joven liga el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR).

Nicolás Miranda
1-12-2014

Tagged with:

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t12

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa