PTR

La máquina del descontento: la PDA en Correos de Chile

La máquina del descontento: la PDA en Correos de Chile

Juan. Correos

La máquina del descontento: la PDA en Correos de Chile

 

Juan Valenzuela

 

La PDA (Asistente Portátil Digital) se empezó a implementar el 2014 en Correos de Chile. Es un dispositivo digital portátil, que utilizan los carteros y que busca medir y registrar  la cantidad y tipo de cartas entregadas y que le permite a la empresa y a los mandos ejercer un control sobre la productividad del trabajo. Esto ha ido acompañado de la introducción de mecanismos de competencia entre los carteros, por medio de rankings que son publicados y que propician el agobio laboral. Una máquina que podría ayudar a ordenar y planificar el trabajo postal se ha convertido en un factor constante de malestar y descontento.

Ni siquiera el sistema operativo es bueno. A veces “se cae la PDA”, nos comenta Zonyko, un cartero de La Florida. Un compañero de Estación Central, Erick, nos señalaba cómo en una ocasión llamó un colega de Viña del Mar y se percató de que la PDA también estaba “caída” por allá también. Cuando eso ocurre “muchas veces uno tiene que devolverse a la sala. A veces la PDA está lenta y uno pierde mucho tiempo. Esto es fruto directo de la negligencia empresarial.  O hay ciertas cartas que requieren una serie de registros. El resultado de todo esto es que el trabajo se hace más lento y por lo tanto el sueldo se ve afectado. Pues los carteros reciben sus sueldos acorde a la productividad, la cantidad de cartas repartidas y “capturadas” con la máquina.

Una trabajadora postal nos escribía hace algunos días desde Antofagasta, respecto a los efectos de esta “maquinita” y a la crispación que ha generado en la empresa: “Esta semana llegó a Antofagasta el jefe de operaciones nacional de carteros, quien -hasta donde sabemos- se anda dando vueltas por las sucursales para ver lo de la PDA. Ayer se rebalsó el vaso, cuando el gerente de la sucursal y este tipo bajan adonde estaban los carteros a increpar a las operadoras. Por los diversos problemas que se dan en esa sección, las operadoras se zarparon y comenzaron a vomitar toda la precariedad a la que se ven expuestas, el no pago de horas extras, el exceso de trabajo que significa la PDA, la atención al publico, etc. Luego de eso, una de ellas salió a atender público y mucha gente la increpó por el mal servicio con groserías y gritos. Todo se desbordó, ella entró y le dio un ataque de llanto.”

La tecnología no es el problema. El problema es la empresa que ni siquiera es capaz de garantizar un buen sistema operativo. Si los trabajadores controlaran el proceso laboral en Correos, ¿acaso no buscarían un uso distinto de la máquina? ¿Por qué un aparato que puede ayudar a ordenar el trabajo y registrarlo, tiene que servir para generar agobio laboral y competencia entre colegas? ¿Por qué razón no se oyen los reclamos en relación a la lentitud de la máquina? La mezquindad empresarial es tan grande, que no son capaces de corregir un problema, pues implicaría nuevas inversiones. Para ellos, no es un problema que el trabajador que transita horas y horas bajo el sol, en su bicicleta, garantizando flujos de comunicación y envíos de productos, tenga que vérselas con una máquina cuyo funcionamiento es incierto, inestable y muchas veces inoperante.

En Antofagasta el descontento respecto a la PDA es una “olla de presión”, como nos escribía esta trabajadora a Izquierda Diario. Los trabajadores postales de Correos volverán a demostrar de lo que son capaces, como lo hicieron con la huelga del 2013.

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

diciembre 2017
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

t12

diciembre 2017
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa