PTR

Baja del cobre y el petróleo: ¿cuál fuerza prevalecerá?

Baja del cobre y el petróleo: ¿cuál fuerza prevalecerá?

El año económico 2015 estará marcado por tres hechos principales. El primero, es el hundimiento del precio del cobre. El segundo, el hundimiento del precio del petróleo. El tercero, la decisión de los empresarios de oponerse activamente a toda reforma como se observa en la elección del nuevo presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC).

 

El hundimiento del precio del cobre y las amenazas a la economía de Chile

El precio del cobre cayó en los primeros días de este año casi 11%, llegando a 2,55 dólares la libra. Es el precio más bajo desde el 2009. Se estima que este año se movería entre 2,9 y 3,0 dólares por libra.

Confirma el pronóstico del fin del “superciclo” de su precio en los últimos años.

Los factores que lo explican están fundamentalmente en el menor crecimiento chino, y la baja del crecimiento económico a nivel mundial, tanto en las economías centrales (especialmente Europa) y periféricas.

Esta caída disminuye la rentabilidad de algunos yacimientos al acercarse los costos al precio (por ejemplo, los costos y gastos totales de Codelco serían de 2,40 dólares por libra.

El problema es mayor. El cobre representa aproximadamente el 14% de los ingresos del Estado, y el 50% de las exportaciones. Y con cada centavo de dólar menos, el Estado deja de captar 60 millones de dólares por año. El Presupuesto que el Parlamento aprueba cada año, se hace en base a una estimación del precio del cobre. El que se hizo para el 2015, estimó un precio de 3,12 dólares la libra, con su caída, se estarían dejando de recibir más de 2.000 millones de dólares (para entender esta cifra: se estima que el costo de la reforma educacional como está planteado sería de 3.500 millones de dólares). El resultado es que aumentaría el déficit fiscal.

Como contrapeso, las empresas aumentan la producción total (en un 5%) esperando que mayores ventas compensen un menor precio. Adicionalmente, la depreciación de peso resulta en que bajen los costos locales (porque se necesitan menos dólares para pagar los costos que son en pesos chilenos).

A pesar de esto, las empresas privadas paralizan sus inversiones. El 2014, la inversión minera privada cayó 45%.

 

El hundimiento del precio del petróleo, la depreciación del peso y las oportunidades para la economía de Chile

Mientras la caída del precio del cobre presenta preocupantes perspectivas, la caída del precio del petróleo compensa abriendo oportunidades. Es que Chile importa aproximadamente 15 mil millones dólares en combustibles, por lo que la baja en su precio de entre 20% y 30%, abarata los costos para las empresas, y también para las familias, disminuyendo los gastos en bencina por ejemplo, y la inflación.

Junto con esto, con los menores ingresos en dólares (así como decisiones de política económica en Estados Unidos) resultan en una depreciación del peso chileno, es decir, que su valor cae con relación al dólar. Esto beneficia a algunos sectores económicos exportadores como la agricultura y algunas industrias.

 

Un equilibrio precario

¿Cuál de estas dos fuerzas contrarias, una perjudicial como la caída del precio del cobre, otra beneficiosa como la caída del precio del petróleo, se impondrá?

Aún no es claro para decirlo. Aunque dependiendo como depende Chile del cobre, el panorama no es auspicioso.

El resultado es un equilibrio precario de la economía. Y esto activa una pugna entre las distintas clases sociales, y al interior de cada una.

 

¿Quién paga los costos?

La pugna que se abre entre las distintas clases sociales, es por el momento silenciosa. Y los empresarios han tomado la iniciativa.

Las empresas mineras, además de las medidas mencionadas, como el aumento de la producción, han tomado otras adicionales. Bajar sus costos. Entre lo que ellos consideran costos están los trabajadores. Y aunque no depende en nada de los trabajadores, y aunque su costo en dólares disminuya, son a quienes se les hace pagar esta crítica situación. El último año, fueron despedidos 10.000 trabajadores mineros en todo Chile.

Pero pretenden más.

 

Activismo empresarial

Junto con los despidos, los empresarios pretenden que no se avance en ninguna reforma, por más moderada que sea. Se opusieron a la reforma tributaria. Se oponen a la reforma educacional. Y ya han anunciado su oposición a la reforma laboral.

Con la crisis de legitimidad de sus representantes políticos, ahora agravada con el caso Penta-UDI, han discutido expresar con su propia voz sus reclamos. La elección del nuevo presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), la entidad que los agrupa, lo pone a la luz. Como lo expresó claramente El Mercurio en su editorial del 16 de enero, “la estrategia y la postura que adopte quien dirija la CPC, en particular en su interacción con la autoridad, es el problema de mayor importancia que enfrenta la organización”.

Un nuevo activismo empresarial, que ya comenzó a verse el recién pasado 2014, se reforzará este año. La pugna entre las clases sociales, trabajadores y empresarios, probablemente también.

 

Nicolás Miranda

Fuente: La Izquierda Diario.

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

diciembre 2017
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

t12

diciembre 2017
L M X J V S D
« feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa