PTR

Wallmapu: violencia policial, tensiones políticas y la polémica “tormenta de fuego”

Wallmapu: violencia policial, tensiones políticas y la polémica “tormenta de fuego”

A poco más de la mitad de transcurrido el mes de enero  los hechos y tensiones políticas se suceden vertiginosamente en torno al llamado “conflicto” estado- pueblo mapuche –forestales -agricultores, por señalar algunos actores.

La segunda y tercer semana de enero hemos seguido el “cruce” de declaraciones entre el intendente Huenchumilla y representantes de los agricultores y la derecha en torno a si los incendios forestales en Malleco son “intencionales”, si debe aplicar o no el “estado de excepción”,  si el gobierno de Bachelet está “sobrepasado por el terrorismo” como azuza la derecha para pedir más represión, o las polémica en torno al anuncio de una “Tormenta de fuego en La Araucanía”  por un dirigente mapuche en octubre del año pasado.

Pero también se han sucedido diversos hechos: la denuncia del uso de armamento israelí en un allanamiento en una comunidad cerca de Temuco. La quema de dos camiones forestales entre Lumaco y Capitán Pastene por “encapuchados”. La violenta represión policial contra comunidades mapuche, incluyendo mujeres, mayores y menores de edad en Rio Bueno y Tirúa. La quema hoy mismo de un galpón y maquinaria agrícola en un Fundo cerca de Temuco.

A fin de cuentas un extenso etcétera de hechos y declaraciones dejan en evidencia que la tensión política y social sigue escalando en La Araucanía, Los Lagos y la provincia de Arauco, o más precisamente en parte importante del Wallmapu.

Declaraciones van y vienen…

Tras los incendios forestales en Malleco, e incidentes como quema de camiones, maquinaria e instalaciones durante el mes de enero, los agricultores y empresarios locales  junto a la derecha, comenzaron a exigir en boca del presidente de la SOFO (Sociedad de Fomento Agrícola) Marcelo Zirotti, la instauración del “estado de excepción” en la región. No es la primera vez que sectores de agricultores y la derecha solicitan aplicar “estado de sitio” o medidas de excepción ¿Los empresarios y la derecha están tratando de generar un clima que legitime más represión? Según los datos de CONAF (Corporación Nacional Forestal) esta temporada hubo 190 incendios, en comparación a los 360 del período pasado, y  la relación de hectáreas afectadas por incendios disminuyó un 85% en relación al mismo periodo del año pasado.

El intendente Francisco Huenchumilla replicó que el representante de la SOFO era un “irresponsable” al exigir esta medida y que “estaba politizando” el tema, mientras el subsecretario del interior, Mahmud Aleuy, descartó aplicar esta medida en La Araucanía, anunciando la firma de un “acuerdo social y productivo” para la región con “todas” las fuerzas políticas, para lo cual anunció reuniones con representantes de la derecha de la región.  Aleuy señaló que “entiendo que la reacción de muchos ciudadanos sea pedir medidas extremadamente duras como un estado de excepción, pero en ningún periodo de la democracia se ha aplicado estado de excepción, solo se aplicó en tiempos de la dictadura”. (soytemuco 16/01/2015)

Pero mientras el gobierno públicamente se resiste a aplicar la ley Antiterrorista e incluso el subsecretario Aleuy  señala que los incendios forestales, “naturalmente hechos que a veces son fortuitos por las temperaturas, se ligan al conflicto mapuche” (soy Temuco 13/01/2015), otras autoridades de su propio gobierno presentaron querellas por “atentado incendiario” tras los hechos de los primeros días de enero, mientras la Gobernadora de Malleco Andrea Parra hablada de 20 incendios “intencionales” estos mías días. Además el Gobierno de la Nueva Mayoría  impulsa la modificación a la Lay Antiterrorista que en rigor podría ser peor que la existente, legitimando la infiltración de movimientos sociales y sancionando el “terrorismo individual”, entre otras medidas.

Barómetro del “conflicto”: la derecha y los empresarios buscan “mano dura”

Los medios de comunicación regionales y nacionales se hicieron eco del “Barómetro” del “conflicto” presentado por la Multigremial de La Araucanía, según dicho informe en la región se presentaron un total de “209 denuncias ante Fiscalías y Carabineros durante 2014, enmarcadas en hitos violentos con connotación indígena […] de los cuales 50 fueron incendios, mientras que 37 fueron usurpaciones y 34, amenazas” (soytemuco.cl 16/01/2014)

El diputado Renovación Nacional (RN) René Manuel García declaró que  “El Gobierno está sobrepasado por el terrorismo y no sabe qué hacer y que […] La Araucanía vive hoy una de sus horas más difíciles, afectada gravemente por un clima de violencia e inseguridad” (soychile 19/01/2015). Sin embargo este tipo de declaraciones ya son habituales en el diputado, que más adelante va al fondo del asunto, al señalar que “Se entregan tierras bajo título colectivo, práctica que obedece a una economía socialista que impide el emprendimiento individual”, dejando en evidencia cuál es el verdadero “problema” para la derecha: que las demandas del pueblo mapuche erosionan el modelo neoliberal impuesto en la región por las forestales y empresarios agrícolas, convirtiéndose la persistente resistencia del pueblo mapuche en un “obstáculo” para desarrollar el “emprendimiento” en la región.

Otra polémica instalada fue la denuncia por “amenazas terroristas” al Ministerio Público hecha por el diputado también RN de la zona, Diego Paulsen contra Salvador Penchulef,  dirigente de la comunidad Antonio Peñeipil , de la  Coordinación de Comunidades en Reivindicación Territorial y funcionario de la Municipalidad de Galvarino   y donde en octubre pasado es asesinado un comunero mapuche en la toma del fundo Nilpe.

El diputado Paulsen además es vecino territorial de Penchulef, a quien acusó de “amenazas” en su contra pidiendo protección policial para el predio donde vive, a pesar de que las supuestas “amenazas” son una suposición del diputado ya que declara que las amenazas no han sido nombre y apellido. Llama la atención que el diputado Paulsen, integre, entre otras, la comisión parlamentaria de “Derechos Humanos y Pueblos Originarios” de la Cámara de Diputados.

¿Y si hiciéramos el “Barómetro” de la violencia policial contra comunidades mapuche?

Si no fuera por la naturalización de la violencia policial existente en la región, la noticia aparecida en  El Ciudadano el pasado 18 de enero  no pasaría desapercibida: el Lof Mucopvllv Lleupeco Wenteche, ubicado a 15 kms de Temuco vivió el allanamiento de su comunidad por una fuerza integrada por más de 100 policías de reacción táctica encapuchados, 20 vehículos de lujo y un helicóptero, armados con armas de asalto tipo TAVOR israelí. La comunidad en un comunicado público señala que “Una vez más se invade en la madrugada a ruka donde hay lactantes, niños y ancianos minúsvalidos, por causas desconocidas hasta la fecha […] los hechos sólo lograron atemorizar a las familias afectadas, sin existir situaciones que pudieran justificar, ni menos legitimar, la operación en una las zonas más pobres de Chile”.

Situaciones similares de violencia policial desproporcionada denunció Miguel Antiqueo Painen, comunero baleado con balines en un ojo por carabineros en el trawun frustrado en el Fundo Lumaco Bajo: “Esto sucede a contar del medio día […] cuando ingresa carabineros al territorio, a la Reducción Marriao Collihuinca, destrozando las inmediaciones, las instalaciones que estábamos haciendo para proceder con dicho trawün. Entre ellos sobrevolaban helicópteros, avionetas de los latifundistas, el mismo GOPE en camionetas de particulares […] empieza una fuerte represión: lanzando gases lacrimógenos, disparando perdigones […] en ese momento procedemos a refugiarnos entre unas quilas. Carabineros nos sigue detrás. Como no nos pudo encontrar, llega y prende fuego alrededor de donde estábamos escondidos” (Fuente: Revista Bagual). Junto con el comunero había mujeres y menores de edad, así como gente mayor. El comunero denuncia que él y otras personas fueron golpeadas y heridas..

Comunidades del sector La Campana, a 15 kms. de Tirúa (Arauco) denunciaron el pasado 14 de enero  que carabineros baleó en un allanamiento a comuneros, incluyendo a  mujeres mapuche que andaban con niños buscando leña. La comunidad denuncia que el allanamiento se produjo cumpliendo órdenes del “Equipo Investigativo” de la Fiscalía Región del Bio-Bio, encabezada por el Fiscal Juan Yáñez (Talcahuano) en el denominado caso “Robo de Madera”. En el operativo hubo 4 detenidos, 2 heridos, uno de ellos con compromiso ocular. Son 28 mil hectáreas que se encuentran en proceso de recuperación (fundos Cañihual, Fundo la Campana, El Cardal y Fundo Paillaco) en manos de empresas forestales.

Además, el pasado 13 de enero fueron presentadas dos querellas criminales por el delito de incendio cuyas víctimas fueron miembros de la comunidad autónoma de Temucuicui y la familia Melinao Necul, ambas residentes en la comuna de Ercilla.  Denuncian la quema intencional de la casa del werken Melinao, y la otra la quema de la casa patronal del fundo recuperado por la comunidad autónoma de Temucuicui. (Fuente: mapuexpress.cl)

En otro hecho de violencia policial con apoyo de empresas privadas es denunciado por los Lof  en Resistencia del Pilmaiken y el M.A.P (Movimiento Mapuche Autónomo del Pilmaiken) quienes declararon en un comunicado público que el pasado  15 de enero 2015 personal de la empresa hidroeléctrica Pilmaiquen S.A. junto a carabineros destruyeron el Ngen Mapu Kintuante (lugar sagrado) en el río Pilmaiken, región de Los Lagos. Recordemos que en este sector se viene dando una fuerte lucha contra la instalación de proyectos hidroeléctricos.

La esposa del comunero mapuche Guido Curihuentro, quien denunció torturas a su esposo mientras era trasladado al Hospital de Temuco tras ser  baleado por un guardia de un Fundo en Freire, declaró que el comunero fue trasladado al Hospital Penal de Santiago para ser operado del ojo, donde se encuentra en condiciones infrahumana no acordes a la gravedad de su estado de salud.

Así,  estos hechos dejan en evidencia no sólo el violento actuar de carabineros contra las comunidades mapuche, sino que además en ocasiones actúan con apoyo de “civiles”, representantes de empresas, forestales o agricultores. Está muy claro que frente a la demanda histórica de recuperación territorial y el rechazo a los proyectos hidroeléctricos y el enfrentamiento con las forestales, la justicia y el aparato represivo siempre serán los garantes de la “propiedad privada” , y que mientras la derecha y los representantes de los empresarios vociferan la “paz en la Araucanía” denunciando el “terrorismo” y la “violencia” de “encapuchados que cometen atentados”, no dudan en ejercer la violencia incluso desproporcionada contra las comunidades, con la presencia de menores de edad, personas mayores violando incluso lugares ceremoniales y culturales.

Un ejemplo del actuar de estos empresarios y agricultores es la reunión realizada el 10 de enero en el Fundo Lumaco  (Rio Bueno) donde más de 150 agricultores de las regiones de Los Ríos y Los Lagos se reunieron, convocados por la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), con el objetivo de “solidarizar” con la familia de Edmundo Cortés, cuyo fundo fue tomado por comunidades del sector, desalojados con varios heridos. En la reunión se repudió el actuar de “encapuchados” y “delincuentes” que osaron reivindicar sus derechos ancestrales sobre el territorio. Interesante es el hecho de que a esta reunión asistieron el diputado RN Gonzalo Fuenzalida y el alcalde de Río Bueno, Luis Reyes.

La tensión aumenta así como se hace cada vez más violenta la represión y los allanamientos. Y mientras el gobierno trata de mostrar una cara más “cauta” frente a los hechos ocurridos en la región, por abajo la violencia policial-apoyada a veces por las empresas o agricultores- se hace más dura y prepotente. Mientras Huenchumilla se enfrenta verbalmente a la derecha y los empresarios, preparar la nueva Ley Antiterrorista, que así como fue presentada sólo traerá más criminalización sobre la lucha del pueblo mapuche.

Por Virginia Peña

Fuente: La Izquierda Diario.

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

julio 2018
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t12

julio 2018
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa