PTR

CPS 226: La Penta-casta y el cambio de fiscal

CPS 226: La Penta-casta y el cambio de fiscal

Alevoso encubrimiento y una importante lección.

Después del caso “nueragate” en el que se implicaba a Sebastián Dávalos, hijo de Bachelet, por presunto tráfico de influencias logrando una reunión con el propio Andrónico Luksic para obtener un crédito millonario, la situación se agravó para la Nueva Mayoría: se abrió dentro del caso Penta que involucra a la derecha, la llamada “arista SQM”, que involucra a la Nueva Mayoría.

Ya nadie quedaba a salvo: unas empresas financian a la derecha, en especial a la UDI, otras a la Nueva Mayoría.

La Penta casta decidió dar un paso escandaloso y a la vista de todos: cambiaron al fiscal que llevaba la investigación, por uno, Ayala, que aspira a ser Fiscal Nacional y necesita los votos de los parlamentarios, y por otro, Andrés Montes, que es hijo del senador del PS Carlos Montes.

Un paso alevoso con sabor a encubrimiento.

Provoca indignación. Es casi una provocación. Pero, ¿qué lección nos deja?

Penta financia a la UDI, SQM a la Nueva Mayoría

Jovino Novoa, Ena von Baer, Ernesto Silva presidente de su partido, Ivan Moreira, Longueira, Wagner, y otros más de la UDI, Cardemil de RN, están involucrados en el financiamiento irregular de sus campañas por la empresa Penta.

El senador PS Fulvio Rossi, el hijo del diputado DC Roberto León, el ex embajador DC Marcelo Rozas con su esposa y su hijo, aparecen involucrados ahora con boletas emitidas para la empresa SQM del ex yerno de Pinochet.

Involucrados también en la arista SQM, aparecen más nombres de la derecha: Manuel Rodríguez Campillay candidato UDI a Core, Laura Toledo Cruz esposa del vicepresidente de la Juventud  UDI Juan Pablo Aguerreberry.

Además de Penta y SQM, comenzaban a aparecer también otras empresas: Corpbanca (de Álvaro Saieh), Alsacia y Ripley, entre otras.

Si ayer miraba con regocijo la Nueva Mayoría el hundimiento de la UDI, ahora la derecha mira con regocijo el sacudón a la Nueva Mayoría.

Pero todos se hundían juntos. ¿Es eso lo que buscaba la UDI con la llamada “teoría del empate”? Es una visión superficial.

¿Teoría del empate? El alevoso encubrimiento de la Penta casta

Dicen todos que la UDI buscaba empatar, para no quedar sola cargando con las irregularidades investigadas. Y que el costo era hundirse todos juntos.

Y todos juntos se están hundiendo. La UDI es un aparato reaccionario hijo de la dictadura, dispuestos a sacrificar al pueblo trabajador en defensa de sus privilegios, su riqueza, sus propiedades. Pero no a perder todo. Ya lo demostró Longueira cuando salvó a Lagos en el caso MOP-Gate. ¿Qué buscaban entonces en realidad?

Lo que buscaban era forzar un acuerdo, empujar a la Nueva Mayoría a salvarlos a ellos. Para eso, debían exponer a todos. Es jugar con fuego. La deslegitimación del régimen crece.

Pero lo lograron.

Al día siguiente de salir a la luz los parlamentarios y figuras de la Nueva Mayoría con boletas para SQM, una solución se abrió paso.

La Fiscalía Nacional decidió sacarle la investigación del caso Penta, y su arista SQM, al fiscal a cargo, y traspasarlo a otros fiscales. Uno de ellos, Araya, que busca ser Fiscal Nacional para lo que necesita los votos de los parlamentarios. Otro, el hijo del senador del PS Carlos Montes.

Una operación de encubrimiento. Alevosa. Digan lo que digan.

Para muestra, basta un botón: la UDI, principal involucrada, tras conocer el cambio de fiscales, se limitó a declarar que había que dejar que las instituciones funcionen.

La Penta casta, todos financiados por las empresas, se arregla a sí misma, y unos y otros (tal vez con algún emblemático que dejen caer para disimular) quedarán libres de culpa y cargo.

Una lección

La lección es clara: si se deja la solución de las graves faltas contra el pueblo trabajador: sus sueldos millonarios, su impunidad, sus arreglines, sus leyes a favor de los empresarios, sus reformas moderadas en la cocina parlamentaria, los partidos patronales y sus jefes los patrones, quedarán siempre a salvo, y el pueblo trabajador siempre padeciendo la orgullosa impunidad de toda esta Penta casta.

Hay más responsabilidades y peligros.

El silencio y los peligros

Muchos advierten de algunos peligros: que se ahonde el rechazo y la indiferencia dando pie a la anti-política, y ésta, a salvadores provisionales. Vuelve a la memoria la figura del general Carlos Ibañez del Campo, golpista en la década de 1920, que en la década de 1950 se postuló a la presidencia con el símbolo de una escoba para barrer toda la corrupción de “los partidos”. Es una posibilidad más bien lejana hoy. Mientras tanto, sigue en su lugar la Penta casta. Es que no se ve alternativa independiente de sus partidos, la derecha y la Nueva Mayoría. No por nada.

La CUT ha brillado por su ausencia. Las organizaciones estudiantiles como la CONFECH, lo mismo. Así, ni estudiantes ni trabajadores pueden encontrar una salida propia, independiente, y da espacio a estos alevosos arreglines.

Lo que hace falta es construir una alternativa de los trabajadores, independiente de todos los partidos del régimen.

Para conquistar todas las demandas: ninguna confianza en los partidos patrones de la Nueva Mayoría y la derecha

Por una Asamblea Constituyente Libre y soberana basada en la movilización

Para que no se cubran las espaldas entre ellos. Como lo están haciendo ahora mismo, y el cambio de Fiscal lo demuestra sin vergüenza. Para que las leyes y reformas no sean cocinadas por la Nueva Mayoría en el Parlamento. Para que la derecha y los empresarios no impidan el cumplimiento de las demandas en defensa de sus privilegios, hay que confiar solo en las propias fuerzas, sin ninguna confianza en ninguna variante patronal. Lo que dan con la mano izquierda de los anuncios de reformas, lo quitan con la mano derecha de la letra chica y la cocina parlamentaria.

Si no se da una salida de los trabajadores independiente de toda variante patronal, la salida la darán ellos con nuevos arreglines, con nuevas cocinas, indicaciones y letras chicas, con más represión.

Tratan de taparlo todo con sus reformas con letra chica. Abren ventanas, pero para cerrar puertas. Dan un paso adelante, para dar después dos pasos atrás. Los parlamentarios de sueldos millonarios, lejos y ajenos así de las necesidades del pueblo trabajador, seguirán moderando todo.

Cada demanda sólo podrá ser arrancada con los métodos de la lucha de clases. Cada demanda debemos unirla a la lucha contra esta casta impune, y ajena a nuestras necesidades, de parlamentarios y funcionarios de sueldos millonarios, que matan en el Parlamento y en la discusión en los Ministerios las expectativas abiertas.

Para terminar con toda su impunidad. Para que nuestras demandas no mueran en el Parlamento, tenemos que arrancárselas e imponérselas en nuestros propios términos. Comenzando por luchar por terminar con la casta de políticos patronales haciendo que ministros y parlamentarios ganen lo mismo que un trabajador calificado, y uniendo cada una de las demandas de los estudiantes y trabajadores a la lucha por una Asamblea Constituyente Libre y soberana basada en la movilización.

Para esta lucha, hay que poner en pie un partido revolucionario de la clase trabajadora para la lucha de clases, como el que lucha por construir nuestra joven liga el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR).


Comentario Político Semanal del PTR-CcC n° 226
20-2-2015
Nicolás Miranda
La Penta-casta y el cambio de fiscal: alevoso encubrimiento y una importante lección


 

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t12

octubre 2017
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa