PTR

Unánime apoyo al nuevo cambio de Fiscal en el caso Penta y más escándalos en el caso Caval

Unánime apoyo al nuevo cambio de Fiscal en el caso Penta y más escándalos en el caso Caval

El Fiscal Nacional Sabas Chauhán decidió asumir la investigación del caso Penta desplazando a los fiscales Ayala y Andrés Montes recién designados. De inmediato recibió el respaldo unánime de la derecha y la Nueva Mayoría. Paralelamente, el querellante en el caso Caval amplió sus denuncias sobre los intentos por acallarlo. Desesperados esfuerzos por apagar un incendio que agrega cada vez nuevo material combustible.

Nicolás Miranda


Fuente: el mostrador

Fuente: el mostrador

El cambio del Fiscal y el apoyo unánime

La decisión reciente de traspasar el caso Penta-SQM del fiscal Gajardo a los fiscales Ayala y Andrés Montes en lugar de aminorar el escándalo, produjo curiosos movimientos.

De un lado, aplacó a la UDI que declaró con tranquilidad que había que dejar “que las instituciones funcionen”. Es que el fiscal Gajardo fue quien los puso al centro del escándalo público revelando los mecanismos de financiamiento de este partido implicando a muchos de sus dirigentes y parlamentarios.

De otro lado, aumentó el rechazo público por ser Andrés Montes hijo del senador PS Carlos Montes justo cuando personeros de la Nueva Mayoría aparecía involucrados con boletas emitidas a la empresa SQM.

Una decisión que aparecía como un alevoso encubrimiento.

Se agregó a esta decisión el largo listado de casi 40 nuevos personeros de la derecha y la Nueva Mayoría con boletas emitidas a nombre de SQM. Y la proximidad de las citaciones de los dirigentes y parlamentarios de la UDI a Tribunales.

En este escenario, el Fuscal Nacional Sabas Chahuán, revirtió la decisión de traspasar la investigación asumiéndola personalmente.

El respaldo fue unánime e inmediato. La Nueva Mayoría y la UDI declararon su apoyo a esta decisión.

En un contexto de crecientes cuestionamientos, permitiría presentar la investigación como objetiva y ecuánime, a todos por igual.

 

El árbitro Chahuán

La UDI se veía afectada por la investigación del fiscal Gajardo que en su investigación sacó a la luz pública el financiamiento de este partido por el grupo Penta. La Nueva Mayoría también al abrir la arista SQM. La decisión del cambio de fiscal llevó primero tranquilidad a ambos conglomerados. Pero la elección de sus reemplazantes, Ayala y Andrés Montes, abrió nuevas sospechas por la ligazón con dirigentes de la coalición de Gobierno.

Entre ambas opciones, o Gajardo o la dupla Ayala- Andrés Montes, se elevó como árbitro la figura de Sabas Chauhán.

Aunque las recriminaciones mutuas sigan copando las declaraciones de lado y lado, por ahora, todos juntos respiran aliviados.

Pero el debilitamiento de la legitimidad de los partidos permite la emergencia de francotiradores que persiguen intereses propios.

 

El caso Caval: todo por unos millones

Sergio Bustos trabajaba para la empresa Caval de la nuera de Bachelet, y fue parte de las operaciones de compra-venta de terrenos en Machali y el crédito solicitado al Banco de Chile de Andrónico Luksic. Posteriormente despedido, demandó una indemnización millonaria.

Al no satisfacer el monto de indemnización exigido, decidió iniciar una querella laboral. Caval negó todo vínculo laboral. Y Sergio Bustos denunció públicamente a la empresa, revelando que se sabía del cambio en el Plano Regulador. Ahora agrega nuevos elementos.

Denunció que la empresa Caval le ofreció hasta 160 millones por terminar con la querella, con las declaraciones públicas y aún más, que exigiera a la revista “Qué Pasa” que publicó sus denuncias que frenara las revelaciones y destruyera los documentos que tuvieran en su poder.

Esta nueva denuncia no se debe a que rechazara el ofrecimiento. Si no se debe, por el contrario, a que, habiéndolo aceptado, se incumplió. El denunciante aceptó el ofrecimiento. Va detrás de la millonaria suma. Como no pudo acceder finalmente a esa suma debido a que Caval incumplió el acuerdo, decidió hacerlo público.

Es algo similar a lo que sucedió con el primer denunciante del caso Penta. Recordemos que el gerente del grupo, Hugo Bravo, también fue despedido, exigiendo una suma multimillonaria, de 2.500 millones de pesos, que al ser rechazada lo llevó a denunciarla públicamente.

Las denuncias, en la dura confrontación entre la derecha y la Nueva Mayoría alrededor de las reformas, fueron amplificadas por todos los dirigentes de estos partidos y sus medios de comunicación.

El debilitamiento de estos partidos, y en un momento de fuertes confrontaciones entre sí, abre el espacio para que como verdaderos francotiradores persiguiendo sus intereses personales, de millonarias indemnizaciones, haya abierto la caja de Pandora que tiene incendiada la pradera política chilena.


Fuente: La Izquierda Diario.

 

About author

ptr

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

t10 arch

t111

julio 2018
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t12

julio 2018
L M X J V S D
« feb    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

t13 cqt

t15

quince no rima con linc o si, aveces gracias ni hay de queso no mas d epapa